Inicio Remedios Remedios caseros para las piernas cansadas

Remedios caseros para las piernas cansadas

Regálate un momento para relajarte y aliviar el cansancio de tus piernas.

Compartir

Siempre queremos estar relajados y al hacer ejercicios o trabajos que demandan que estemos en movimiento o de pie, nuestras piernas se cansan, te queremos enseñar maneras practicas y naturales para que puedas relajarte y no tener esa molestosa molestia.


En mujeres activas de hoy .life siempre pensamos en ti y hoy te daremos ideas para solucionar este problema tan doloroso que siempre viene acompañado de la acumulacion de líquido.

Remedios caseros para piernas cansadas
Para encontrar una solución para piernas cansadas, se puede recurrir a las bondades de ciertos remedios y recetas naturales. Estos se pueden poner en práctica en la comodidad del hogar, en cualquier momento. No obstante, si los síntomas persisten, es recomendable que visites a un especialista.

remedio casero para las piernas cansadas
  1. Zumo o té de perejil
    Tiene propiedades diuréticas y, por lo tanto, favorece la eliminación de líquidos. El té de perejil es ideal para las personas que padecen obesidad, problemas circulatorios o cardíacos y edemas. Este zumo se puede conseguir en las tiendas naturistas o bien prepararlo en casa.

Ingredientes
10 gramos de hojas de perejil.
250 gramos de agua (1 taza).
Preparación
Lava el perejil.
Machaca las hojas en un mortero con poco de agua.
Coloca las hojas machacadas en el vaso de la licuadora junto al resto del agua.
Mezcla bien.
Bebe (mejor en ayunas).

  1. Gel anti-pesadez

La base de éste es el aloe vera, una planta que beneficia la circulación, hidratación y cicatrización.

Ingredientes

2 cucharadas de gel de aloe vera

5 gotas de aceite esencial de menta

5 gotas de aceite esencial de ciprés

5 gotas de aceite esencial de limón

Para prepararlo solo debes de mezclar todos los ingredientes hasta que se cree una un ungüento uniforme.

  1. Elevar las piernas
    Cuando tenemos las piernas cansadas muchas veces se debe a la postura que mantienen durante todo el día. Esto significa que si estamos sentados o de pie varias horas por la tarde o noche sentiremos los primeros síntomas.

Un buen remedio para piernas cansadas es levantarlas por encima de la altura del corazón para permitir el retorno de flujo sanguíneo que no se ha producido durante la jornada.

Por ejemplo, puedes apoyar los talones en la mesilla frente al sofá, colocar cojines en las pantorrillas al momento de dormir o tumbado en la cama apoyar los pies contra la pared durante algunos minutos.

Si en vez de darte un baño de sales optas por meterte en la tina con agua tibia y espuma puedes poner las piernas hacia arriba algunos minutos. Para casos crónicos se recomienda disponer unos tacos en las patas de la cama para que la cabecera quede más baja.
Puedes usar aceites esenciales indicados para relajar y desinflamar como, por ejemplo, el aceite de hamamelis que disminuye el dolor y evita la mala circulación.

  1. Hazte masajes cada vez que te sea posible luego de darte un baño. Aprovecha cualquier momento del día sobre todo por las noches cuando las piernas están más cansadas.

Cualquiera de estos remedios puede ayudar a liberarte de las piernas cansadas. Si lo acompañas con una caminata diaria de una media hora, los efectos serán mayores. Supera el sedentarismo y promueve el ejercicio y una dieta sana y saludable.
Factores de riesgo
El sobrepeso
El sedentarismo
La aterosclerosis
La menstruación
La deshidratación
La distensión muscular: tendones inflamados o los desgarros
La insuficiencia cardíaca
Exceso de actividad física
Los problemas renales o hepáticos
La formación de coágulos de sangre (impiden el retorno venoso)
Otros factores a tener en cuenta
Viajes largos en automóvil o avión.
Permanecer de pie o sentado varias horas.
Llevar tacones o ropa demasiado ajustada.
Tomar estrógenos o medicamentos que generan retención de líquidos.

Si te gustaron estas recomendaciones compartela con tus amigos.

Compartir